Extensiones de pestañas bonitas y sanas (si sabes a dónde recurrir)

Las extensiones de pestañas son uno de los tratamientos de belleza cuya demanda más crece en nuestro país, dado que son una forma de lucir una mirada perfecta

sin tener que invertir largo rato maquillándonos. En el gráfico siguiente vemos como las búsquedas en internet de “extensiones de pestañas” han aumentado los últimos cinco años.

Cuando vemos a las celebrities con uñas pestañas largas y rizadas, a menudo no llevan pestañas postizas tradicionales, sino extensiones. Nombres como Kim Kardashian, Jennifer López, Beyoncé o Katy Perry han sido algunas de las que las han puesto de moda en los últimos años, y en Estados Unidos es uno de los tratamientos estrella en todos los salones de belleza.

¿Por qué extensiones de pestañas?

No es ningún secreto que a la mayoría de mujeres les gustaría tener unas pestañas largas, espesas y rizadas, y por eso recurren todo tipo de máscaras de pestañas y rizadores que les ayuden a lograrlas.

Algunas de estas mujeres prueban por primera vez las extensiones de pestañas en un evento especial, como una boda o una cena, y después no han querido renunciar a unas pestañas bonitas y a la comodidad de no tener que rizárselas o ponerse rímel para arreglarse. Este tipo de tratamiento es especialmente apreciado en mujeres de pestañas cortas, despobladas y demasiado rectas, o que quieren invertir menos tiempo en arreglárselas para que parezcan más largas, curvadas y espesas.

El procedimiento, como veremos más detenidamente en este post, consiste en aplicar pestañas postizas una a una sobre cada una de nuestras pestañas, de manera que su resultado se ve muy natural y no resulta demasiado agresivo para las pestañas (como sí lo pueden ser las pestañas postizas tradicionales) porque su ciclo de vida va unido al de cada pestaña natural: cuando cae la pestaña natural, cae también la postiza. De ahí que se diga que son extensiones semipermanentes.

daños extensiones pestañas

¿Dañan las pestañas naturales?

Si son colocadas por un profesional cualificado y con buenos productos adecuados a cada ojo, las extensiones de pestañas no dañan el crecimiento de las pestañas propias. Quedan fijas a ellas y caen en el momento en el que tendrían que hacerlo de forma natural, al cabo de unas 6/8 semanas como máximo. En otras palabras, una pestaña con extensión cae en el momento en el que la natural tiene que caer, de acuerdo con su ciclo de vida. Por este motivo hay que rellenar las pestañas nuevas naturales con más extensiones cada 2/3 semanas, de manera que el espesor no se vaya vaciando.

Extensiones de pestañas seguras

Como todo tratamiento que tiene éxito, entraña unos riesgos, ya que proliferan los establecimientos que, atraídos por su demanda, ofrecen este servicio sin ninguna garantía.

En Japón, por ejemplo, su demanda es tal (por la forma de sus ojos, las pestañas de las japonesas sobresalen muy poco y por eso recurren a todo tipo de postizos), que han proliferado profesionales no cualificados que colocan extensiones de pestañas sin conocer bien los procedimientos ni los productos. Esto causó alarma en ese país porque 1 de cada 4 mujeres que se hacían tratamientos tenía problemas de pérdida de pestañas naturales, infecciones por causa del pegamento utilizado e incluso enfermedades más graves en los ojos. El gobierno japonés ha tenido que poner cartas en el asunto para poner freno a esta situación y sólo permite estos tratamientos en centros con una licencia especial.

Estos riesgos se trasladan a otros países en los que, a falta de una regulación concreta, muchos centros llevan a cabo éste y otros tratamientos con productos de mala calidad de la mano de profesionales sin cualificación. Y esto, cuando estamos hablando de un órgano crucial como los ojos, es especialmente importante.

garantia ose extensiones pestañas

Garantía Osé

En España, primeras marcas como la francesa Osé, acreditan a todos los estilistas que usan sus productos con un certificado de competencia que garantiza la conformidad del tratamiento con el reglamento cosmético europeo (CE) n° 1223/2009. Es una buena idea fijarse en qué establecimientos están certificados por esta marca para asegurarnos de que son profesionales cualificados para la aplicación y el mantenimiento de extensiones de pestañas.

Además de la certificación (que es un mínimo que debemos exigir para un tratamiento de este tipo), hay varias cosas que te indicarán si un centro de estética o profesional concreto está cualificado para llevar a cabo extensiones de pestañas.

  • Sabe qué largo y grueso máximo puede ponerte. A veces que un tratamiento de belleza sea satisfactorio no depende sólo de lo que quiera la clienta, sino de lo que su caso concreto permita. Si tienes unas pestañas muy cortas, ponerte las extensiones más largas es una receta para el desastre, porque probablemente se te caigan muchas de tus pestañas naturales por el peso de las postizas. Además, las pestañas excesivamente largas pueden acumular suciedad o bacterias.
  • Si tienes las pestañas lo suficientemente pobladas probablemente harán falta más pestañas pero menos gruesas, y eso puede costarte más caro que colocarte pestañas más gruesas por tener mucha separación entre pestaña y pestaña. Sin embargo, para colocar pestañas gruesas, que pueden pesar tanto como las pestañas largas y más finas, es necesario que la pestaña natural sea lo suficientemente fuerte.
  • Deja un espacio de un milímetro entre el párpado y la base de la pestaña postiza. De esta manera, si el párpado experimenta inflamación después de colocar las pestañas, las pestañas postizas no se clavarán en el párpado provocando dolor e incluso infecciones, conjuntivitis y daños en la córnea por rasguños e incluso agujeros.
  • Usa adhesivo hipoalergénico de máxima calidad. Esto es crucial para determinar si un centro está cualificado para poner extensiones de pestañas de forma segura. En la puesta de adhesivo hipoalergénico de calidad sólo el material utilizado vale unos 20 euros, por lo que podemos hacernos una idea de qué tipo de pegamento usan los centros que cobran a 30 o 40 euros por las extensiones completas.
  • Tiene pestañas del material adecuado para cada caso. Las pestañas más usadas son de pelo de bisón. Sin embargo hay personas a quienes este tipo de pelo les puede causar alergias o que prefieren no usar pelo animal, por lo que un buen centro de estética contará con pestañas hipoalergénicas sintéticas.

Colocación de las extensiones de pestañas paso a paso

En el centro de belleza:

  • 1) Se hace un diagnóstico del ojo, prestando atención a su forma, al espesor y longitud de las pestañas naturales, etc., y se decide la longitud, el espesor, el color, el material (si se tienen alergias se usa el sintético) y la forma de las pestañas (por ejemplo, más o menos curvadas, o con forma de ojo de gato).
  • 2) Se desmaquillan bien las pestañas, los párpados y el contorno de los ojos.
  • 3) Se adhieren discos protectores de celulosa con esparadrapo justo por debajo de la línea de pestañas inferiores.
  • 4) Cogiéndola con una pinza curva y sumergiéndola hasta la mitad desde la raíz en pegamento especial, se coloca la pestaña postiza encima de una pestaña natural, que también estará sujeta con otra pinza (ésta recta) sin tocar el párpado móvil. La extensión debe quedar separada un milímetro aproximadamente de la raíz de la pestaña natural.
  • 5) Se espera un poco a que se adhiera ligeramente y se procede con la siguiente.
  • 6) Para acelerar el proceso de secado, se puede recurrir a una válvula secadora de extensiones.
  • 7) Una vez se han colocado todas las pestañas y se han secado, se cepillan para comprobar el resultado.

Extensiones de pestañas paso a paso

En casa:

Tanto en el caso de la primera puesta de extensiones como de los rellenos.

(Durante las primeras 2h)

  • No mojar los ojos.
  • Evitar el vapor (ducha, cocina, sauna y cualquier actividad con vapores).
  • No peinar, ni frotar ni desmaquillar las extensiones con algodón.

(Después de las primeras 2h)

  • Peinar suavemente las extensiones cada mañana con un cepillo especial (preguntar en el centro donde se ha llevado a cabo el tratamiento).
  • Usar productos especializados para el cuidado de las extensiones, como desmaquillantes no grasos sin parabenos ni colorantes, productos nutritivos para aportar fortaleza y brillo, impermeabilizadores para la piscina, la playa, los deportes, los ojos llorosos a causa de alergias, etc.

Los ojos son un órgano valioso que hay que tratar con mimo

Las extensiones de pestañas de calidad tienen un precio que vale la pena pagar. Antes que escatimar dinero en tratamientos baratos y poner en riesgo nuestros ojos, vale más la pena que recurramos a una buena máscara de pestañas y un rizador. Nuestra belleza no va a depender de ello y nuestra salud sí. Confía siempre en profesionales acreditados.

Beauty Nail Concept es un centro acreditado con la certificación Osé, conforme al reglamento cosmético europeo (CE) n° 1223/2009.

Enlaces de interés:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.