¿Cómo quitar las manchas en la cara?

Las manchas en la cara, especialmente a medida que pasan los años, son habituales cuando llega la primavera, y se agudizan en verano con el aumento de la intensidad de los rayos UV. Se producen por el incremento

localizado del pigmento llamado melanina: las células que producen el pigmento producen un exceso de pigmento en un punto concreto en lugar de uniformemente en toda la superficie del rostro a causa de la incidencia de los rayos UV en nuestra piel. No se trata de un aumento de las células productoras de la melanina si no de un aumento del pigmento que producen.

Como las manchas en la piel aparecen y se van oscureciendo paulatinamente, a menudo no nos damos cuenta hasta que ya tenemos la cara llena, de manera que ya hay que llevar a cabo un tratamiento reparador de la piel. Estas manchas se pueden eliminar, pero hay que hacerlo correctamente, haciendo un diagnóstico inicial de la piel en un especialista en tratamientos de la piel que nos diá cómo quitar las manchas de la cara, siguiendo una serie de pasos que listaremos a continuación.

Paso 1: Tratamiento preventivo

Lo primero que hay que hacer para quitar las manchas en la cara es, como hemos dicho, hacer un diagnóstico de la piel, para detectar cuán deshidratada está y qué tratamiento hay que llevar a cabo. En muchos casos será necesaria una higiene de la piel con una mascarilla ultrahidratante para empezar, y a continuación un profesional nos indicará qué productos usar para prevenir la aparición de más manchas o el oscurecimiento de las que ya tenemos.

Hay que usar este tipo de tratamiento incluso si no se está expuesto al sol, ya que cualquier rayo UV de sol, ya entre por las ventanas, rebote en el agua o en el cemento o pase a través de las nubes, oscurece las manchas en la piel y nos hace salir nuevas. Sólo las partes del cuerpo cubiertas por ropa no necesitan ser protegidas. Por eso el producto que usemos debe mitigar los rayos UV y, a ser posible, debe usar a la vez los efectos benignos de la luz solar para reforzar positivamente la salud de la piel, actuando directamente sobre las células.

Evidentemente es importante no exponerse al sol durante las horas del mediodía en las que caliente más, evitar el sol directo siempre que sea posible, usar sombreros y gafas de sol. Hay que tener siempre en mente que los rayos UV conllevan manchas.

dieta antioxidante

Importante: recuerda que una dieta rica en antioxidantes sirve de ayuda para prevenir el envejecimiento de la piel. Algunos de los alimentos con más antioxidantes son las legumbres como los frijoles y las frutas como los arándanos, las moras, las frambuesas, las ciruelas y las manzanas.

Paso 2: Tratamiento antimanchas atenuante

Una vez nos hemos asegurado de que nuestra piel está siendo tratada para prevenir la aparición de más manchas y el oscurecimiento de las existentes, deberemos asumir una rutina de atenuación para quitar las manchas en la cara.

Esta rutina comprenderá una serie de pasos similares a los de una higiene facial normal, que describimos en el post anterior. Los detallamos a continuación:

  • A) Aplicación de productos exfoliantes que eliminen la concentración de pigmento en puntos concretos de la piel.

    La exfoliación de la piel permite difuminar las manchas en la piel porque la melanina, de forma natural, se transmite de las células vivas a las células muertas, y este paso tiene por objetivo eliminar las células muertas.

    Importante: exfoliar la piel no sólo consiste en restregar una esponja o sustancia áspera contra la piel. Esta exfoliación física debe ir acompañada de una exfoliación “química”, con productos adecuados que, por ejemplo, contengan enzimas que contribuyan a eliminar mejor y uniformemente la capa externa de piel muerta -como si elimináramos el “pegamento” que sostiene las células muertas unidas a las células vivas-, y por lo tanto a eliminar el tamaño y el grosor de las manchas.
  • B) Aplicación de productos que ayuden a clarear la piel e inhiban la producción de pigmentos para ayudar a prevenir el oscurecimiento futuro de las manchas.

    Después de exfoliar la piel, es necesario aplicar productos con una alta concentración de ingredientes activos (hidroquinona, retinoides, etc.) que contribuyan a desconectar los pasos bioquímicos de producción de melanina, clareando la piel y realzando su brillo natural.

    Uno de los ingredientes más interesantes que puede contener un producto de estas características es la vitamina C. Un producto con altas concentraciones de este nutriente puede ayudar a disminuir la producción de pigmento y reducir las manchas. Se trata de un efecto suave a medio plazo, pero que tiene además otros beneficios antienvejecimiento, como la capacidad de estimular la generación de colágeno, muy beneficioso para mitigar las arrugas. También tiene un efecto antioxidante que protege la piel de agresiones causadas por los radicales libres.

  • C) Aplicación de productos que mitiguen los efectos negativos de los rayos solares.

    Quitar las manchas de la cara es una carrera de fondo que hay que correr todo el año. Aunque en invierno los rayos UV son más débiles, como hemos dicho, mientras haya un solo rayo UV que pueda impactar en nuestra piel, hay posibilidad de que nos salgan manchas o se nos oscurezcan las que ya tenemos.

    Cada día por las mañanas debemos aplicarnos un tratamiento solar específico que no actúe de barrera contra el sol, sino que modere la incidencia de los rayos UV y aproveche los efectos positivos de la luz solar sobre la piel a nivel celular.

  • Paso 3: Tratamientos especiales para ayudar a quitar manchas persistentes en la piel (que no se eliminan por medio de los pasos anteriores).

    Aunque un tratamiento antimanchas debe incluir siempre los procedimientos anteriores, que actúan a medio plazo, hay tratamientos en cabina que los complementan para ayudar a quitar las manchas más rebeldes, desde los más simples a los tecnológicamente avanzados. Aquí nombramos dos de ellos.

    Microdermoabrasión

    Se trata de un tratamiento de cabina muy recomendable que consiste en la exfoliación controlada de la piel para eliminar más células muertas, como el polvo oculto que no se ve a simple vista después de hacer limpieza.

    La microdermoabrasión se lleva a cabo utilizando cristales de sal, arena de aluminio o una varita de superficie diamantada. El resultado es una piel instantáneamente más brillante y más rejuvenecida. Es más efectivo si se realiza de forma regular, cada mes o como mucho cada dos meses, y se combina con un mantenimiento en casa con productos específicos para nuestro problema concreto.

    Láser de luz pulsada

    Se trata de tratamientos efectivos que permiten focalizar con láser en puntos concretos de la piel donde no hay manera de eliminar manchas. Se trata de una medida extrema, ya que deja heridas controladas en la piel y puede eliminar células vivas. Debe ser llevado a cabo por un profesional titulado.

    Productos efectivos para tratar las manchas en la piel

    Un tratamiento adecuado para quitar manchas en la piel pasa por la aplicación de productos de alta calidad, que aborden específicamente cada objetivo. Sin embargo, tener que usar un producto específico para cada objetivo, desincentiva la constancia, y por lo tanto la efectividad del proceso. Si, por ejemplo, debemos usar una crema para clarear la piel e inhibir la producción de pigmentos, y otra para mitigar los rayos UV y ayudar a la piel a asimilar los efectos positivos del sol, puede que nos cansemos de tanto “potingue”. Aún más si debemos usar todavía más productos para prevenir arrugas, etc.

    Por este motivo la marca Institut Esthederm para tratar las manchas y la asimilación desigual de nutrientes en la piel tiene una aceptación tan extendida en salones de estética y usuarias (recordemos que Esthederm sólo puede adquirirse en centros especializados, que garantizan su efectividad).

    Tomar el sol tratando a la vez las manchas y el envejecimiento de la piel

    Entre los productos reparadores que contribuyen a eliminar manchas y a prevenir arrugas, como la crema o el sérum concentrado hidratante de luminosidad y antienvejecimiento, la crema intensiva con vitamina C es uno de los más efectivos, todos ellos de la gama “White System”. Como hemos visto, la vitamina C tiene propiedades atenuantes de la pigmentación, antienvejecimiento y antioxidantes.

    Sin embargo, uno de los productos antimanchas estrella de Esthederm es el que permite tomar el sol mientras mitigamos las manchas y el envejecimiento: el Photo Regul. Este producto permite exponerse al sol atenuando las manchas existentes, disminuyendo la aparición de nuevas reduciendo el contraste entre áreas hiperpigmentadas y la piel curtida y tratando las arrugas. De esta manera se puede garantizar un bronceado suave y uniforme con total seguridad.

    Como la mayor parte de cremas solares, debe aplicarse 20 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada 2 horas.

    Otro producto interesante de la gama High Protection es el Photo Reverse, que, es el primer protector solar antimanchas de protección ultra-alta que utiliza el sol en beneficio de la piel para ayudar a revertir el proceso de pigmentación y aclararla gradualmente y minimiza los efectos dañinos de la radiación UV.

    Importante: la incidencia de rayos UV en la piel siempre es sinónimo de manchas. Para un bronceado uniforme y bonito, es necesario combinar un buen tratamiento solar como el Photo Regul o el Photo Reverse de Esthederm y evitar las horas de máxima intensidad del sol.

    Enlaces de interés:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.